Creadsa | Barco de remos
802
single,single-post,postid-802,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
barco

Barco de remos

La vida es una escuela, una lección nueva a diario, con exámenes que hay que aprobar para seguir avanzando. Cada año es un curso que tenemos que superar para poder seguir adelante. Mantener una actitud positiva para aprender, aprobar y superar las dificultades, te ayudará mucho para acabar el curso con éxito y eso depende de ti.

Dicen que es en los momentos difíciles cuando más se aprende sobre capacidad de adaptación, resistencia y positivismo; pues bien, podría decirse que para mí este 2015 ha sido un año difícil y tengo la certeza de haberlo superado con buena nota. He conoci do gente nueva, alegre, positiva y enérgica, este tipo de personas que siempre está ahí cuando necesitas una mano amiga. Es una suerte conocer a Luis Miguel, derrochador de energía positiva con su Tai Chí, a Mercedes; que, a cada petición que le realizo, siempre obtengo la misma respuesta: “por supuesto”; a familiares, compañeros y amigos, para todos ellos tengo un agradecimiento. La lección aprendida más importante de este año es que nunca te puedes dar por vencido sin antes luchar; no hay nada que te haga renunciar sin antes haberlo intentado.

Aunque cualquier momento es bueno para marcarnos objetivos, con la Navidad y esto de las celebraciones, se vive un ambiente de deseos y buenas intenciones para el año que comienza. Quiero retomar aquello que se quedó a medias en el 2015, seguir creciendo en mis proyectos actuales y, sobre todo, hacer aquello que siempre he querido hacer y lo había aplazado; eso sí, con energías renovadas y muchas, muchas ganas de hacer cosas.

La vida la veo como un viaje en un barco de remos. Si no remas, el barco no avanza; por eso hay que seguir remando. No siempre el barco va por buen camino, y por ello, no hay que frustrarse, simplemente aprender de los errores y marcar una ruta nueva; ahora ya sabemos por cuál no debemos ir.

Felices Fiestas y Feliz Ano Nuevo

salamancaladia nº2

Sin comentarios

Deja un comentario