Creadsa | Feliz Año 2014
582
single,single-post,postid-582,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
feliz-2014

Feliz Año 2014

Cada año que empieza viene plagado de nuevos propósitos, nuevas ilusiones y nuevos proyectos para hacer. Atrás dejamos ya el 2013, un año de muchos cambios, de asentar aún más las actividades que viene realizando el grupo Creadsa y en el que me he podido dar cuenta de lo que llevamos recorrido, pero también de lo mucho que nos queda por andar.

Cuando empieza el año, pienso en los objetivos que quiero conseguir  y los suelo escribir en un folio; establezco objetivos que en cierta manera sean alcanzables ¿por qué digo en cierta manera? porque siempre me supera el corazón  ante la realidad, pero eso mismo me supone un reto y me gusta.

Este año comenzaremos con una gran sorpresa que nos ofrecerá Diario, con un nuevo enfoque y un gran crecimiento. Empezamos el año con mucho trabajo, con el fin de poder presentaros a muy tardar en Febrero, todo lo que se está cocinando. Seguramente en este mes iremos adelantando alguna cosilla que otra.

En cuanto al cmscamaleons, comenzamos con una nueva versión recién sacada del horno y que ha sido integrada en las webs a mediados de diciembre, disfrutando ya nuestros clientes de esas mejoras: módulo de estadísticas, nuevos wigets, nuevas funcionalidades, etc.

Intentaremos a lo largo de este primer mes, y si el trabajo nos deja un hueco para ello, presentaros nuestro proyecto “La Rana Charra”. En cuanto a nuestra plataforma de formación esperamos que esté funcionando en un par de meses, con las nuevas funcionalidades que queremos incorporar.

Como veis el año ha cambiado, pero nosotros seguimos con el mismo ritmo de trabajo.   Me viene a la mente la fábula de la rana que no quiso morir y con el escepticismo de la gente en esta época de crisis,  viene al pelo.


Un grupo de ranas viajaba por el bosque y de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo.
Todas las demás se reunieron alrededor del hoyo y les dijeron a las dos del fondo que a los efectos prácticos se debían dar por muertas.

Las dos ranas no hicieron caso de los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas.

Las otras ranas seguían insistiendo en que sus esfuerzos serían inútiles. Finalmente una de las ranas puso atención en lo que las otras decían y se rindió. Ella se desplomó y murió.

La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible. Una vez más, la multitud de ranas le gritó que dejara de sufrir y simplemente se dispusiera a morir. Pero la rana saltó cada vez con más fuerza hasta que finalmente salió del hoyo, cuando salió, las otras ranas le preguntaron: – ¿No escuchaste lo que te decíamos?

La rana les explicó que era sorda. Ella pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más y más para salir del hoyo.

 

Sin comentarios

Deja un comentario