Creadsa | Del PC a la tablet
437
single,single-post,postid-437,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Del PC a la tablet

Por el año 1983 tuve mi primer acercamiento al mundo de la informática. Con 12 años fui a una academia especializada, en aquel momento nos enseñaban a programar en Basic con ordenadores Spectrum y Commodore de 64 bytes. Estos para funcionar, necesitaban de una carga inicial de código que se realizaba a través de cintas de casete, las imágenes se presentaban en el monitor a través de pixeles, en un único color, unos monitores utilizaban el color blanco y otros el verde.

Un año después me compraron mi primer ordenador, un Amstrad de 128 bytes, éste ya venía con un monitor en color; generalmente lo utilizaba para jugar. Compraba revistas especializadas en informática, donde venían códigos en Basic, principalmente de juegos, y con ellos empecé a hacer mis primeros pinitos en este mundo, indagando y modificando código. Para jugar había que meter la cinta en el ordenador y esperar alrededor de 15 a 30 minutos para que leyera la cinta y poder jugar después; hoy, si tarda más de 10 segundos en cargar una web, ya estamos nerviosos.

De esta manera me empezó a apasionar la informática hasta el punto de querer dedicarme a ella, así empecé la Formación Profesional. Al empezar el segundo ciclo, me compré el siguiente ordenador, un PC 286 con un disco duro de 100 megas, si ¡cien megas!, y por entonces ya existían los disco de 5 ¼ y los de 3,5, dejando atrás las cintas de casete. Al año de comprar este PC, ya estaba obsoleto, y necesitaba uno nuevo; para paliar este problema, le iba comprando más memoria RAM, le cambiaba el disco duro e incluso, con un poco de suerte, podía cambiar el chip. Pero era inevitable, a los tres años tuve que comprarme otro ordenador, el 486 y así en los años sucesivos se me iban quedando pequeños y había que seguir renovándose.

Por entonces el Sistema Operativa que tenían los ordenadores era el MS-DOS, luego ya apareció el Windows. Aprendí a programar en lenguaje Ensamblador, Pascal, Cobol, Visual Basic, C+,… también aprendí a usar herramientas como el Lotus 123, Wordperfect, Excel, Word, Powerpoint,.. .

Para los que hemos visto la evolución de los PC y vemos como las tablets y los Smartphone van ocupando ese lugar, nos entra un poco de nostalgia. Treinta años han pasado ya, pero es inevitable el cambio. La gente busca ya movilidad y las tablets  poco a poco se están ganando un hueco dentro del mercado de los dispositivos móviles. Entre un PC (portátil) y una tablet , nos encontramos que la tablet nos ofrece una mejor portabilidad por su reducido peso y tamaño; mayor autonomía ya que la batería dura, en general, bastante más que la de un portátil. En cuanto al tiempo de arranque se puede decir que es instantáneo, no hay ningún tiempo de arranque de sistema ni nada parecido. En cuanto a precio, generalmente también suele ser más económico la tablet que un PC. Nos ofrece una mejor comodidad de lectura, poder tomar notas de forma rápida, poder ver películas, escuchar música, ver fotos, Youtube, hacer videoconferencias,… En general, la versatilidad que ofrecen estos dispositivos es lo que los diferencia de los ordenadores.

Sólo  os puedo decir que desde que entró en casa la tablet, ya hace un año y medio, como que el ordenador ya se usa poco, poco, poco.

 

Los tiempos cambian.

 

 

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario