Creadsa | ¿Estamos programados para emprender?
540
single,single-post,postid-540,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
emprender

¿Estamos programados para emprender?

Agradable encuentro el que tuve el otro día con una antigua amistad,  de esas  que aunque pasen años sin ver, sabes que ahí están. Teníamos tantas cosas que contarnos que no dudamos en quedar para comer y poder hablar más distendidamente. A la semana siguiente  ya estábamos comiendo juntos, recordando viejos tiempos. Fue muy reconfortante la sobremesa, hasta champán tuvimos para celebrarlo. Lo que más me llamo la atención es que los dos sabíamos a qué se iba a dedicar el otro a nivel profesional y a ninguno nos pilló de sorpresa, es como si cada uno de nosotros lleváramos un gen especifico, que identifica claramente tu futura profesión. En mi caso, parece ser que me ha tocado ser empresario.

La verdad es que razones no faltan, siempre he soñado despierto y quizá esa capacidad de ilusión es lo que me ha llevado hasta aquí. Siempre dicen que el fracaso forma parte del éxito y sin duda es cierto. De cada caída aprendes a tener más cuidado de no volver a tropezar, y lo que es más importante, conseguir fuerzas para levantarte y poder seguir en el camino. Ahora se lleva mucho lo de emprender, pero veo con cierta frecuencia que mucha gente no sabe lo que eso conlleva y se desmotivan incluso antes de tener tropiezos, sólo con imaginarlos.

Ahora sueño con un nuevo proyecto y tengo la certeza de que va a gustar mucho. Cuando emprendes  un nuevo camino no sabes qué vas a necesitar, pero eso ahora no importa ¡quiero empezar ya!, los nervios me matan, aún con el riesgo de que ese camino no lleve a ningún sitio. Esta sensación de creer en algo y estar dispuesto a correr  riesgos, es algo que no se puede explicar fácilmente. Tienes que estar convencido tú y no esperar la aprobación de los demás, nunca tendrás el apoyo de todos. Si quieres conseguir algo tienes que tenerlo muy claro, ya que serás tú el que recibirás todas las críticas y el que hará frente a todas las dificultades. Y aquí menciono una cita, adaptada a lo que menciono, muy a tener en cuenta, “Nunca bases tus decisiones de negocio en los consejos de personas que no tienen que lidiar con los resultados”.

Hay que preparar un plan de negocio y un análisis DAFO, aunque no lo creas, ayuda mucho para prevenir y afrontar posibles dificultades. También es importante rodearte de personas que confíen en tu proyecto y mantener una línea de motivación lo más alta posible.

Sin comentarios

Deja un comentario