Creadsa | La embajadora de Salamanca
557
single,single-post,postid-557,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
la-rana-charra

La embajadora de Salamanca

Ya estamos más cerca de presentaros nuestra marca “La Rana Charra”, nos hace mucha ilusión y nos supera la emoción.  Actualmente existen en el mercado una interminable variedad de productos de todo tipo, y el nuestro  tendrá que competir con todos ellos. Tenemos que crear marca y empezar a encargarnos de diferenciarnos de las demás. Jeffrey Swystun, catalogado en Estados Unidos como el gurú del marketing, repite incesantemente  esta frase en cada una de sus entrevistas y ponencias “Si uno se presenta igual que la competencia, los clientes se van a cambiar a otro producto: la clave es diferenciarse y ésa es la función del branding”, y eso es lo que hemos pretendido con La Rana Charra, ofrecer un producto original y de diferente manera.

Hoy en día es relativamente barato  dar a conocer tu producto, pero eso no indica que sea fácil. Internet ha dado origen a una oportunidad única para difundir una imagen a millones de personas de manera simple y rápida. El objetivo es conseguir clientes que se enamoren del producto, que hablen bien y lleven su voz a atraer más clientes. Muchas veces me pregunto cómo conseguir que el cliente llegue a tatuarse tu marca. Es interesante ver cómo una marca puede lograr este tipo de comportamientos en ciertas personas. Pero no quiero centrarme en lograr ese fanatismo extremo, quiero convertir a un público en usuarios leales que se casen con la marca.

En fin, después de un año dándole vueltas a la cabeza, y gracias a Leonor Andreu, nuestra diseñadora e ilustradora y protagonista de nuestros diseños, vamos a empezar con camisetas, sudaderas y tazas, poco a poco y sin prisas. Los diseños y la marca ya los tenemos. A todos los que se le ha presentado les ha gustado y nos animan a seguir adelante. Vamos a empezar sin financiación, con tiradas pequeñas y a través de una tienda online y otras dos tiendas físicas que quieren tener nuestro producto aquí en Salamanca.

Nuestro fuerte inicial será el textil, la ropa es una necesidad de primer grado, pero además una forma de expresar a los demás qué somos,  el lugar al que pertenecemos, determinadas situaciones culturales, eventos, ideas, momentos especiales,… y cualquier otra situación que queramos compartir.

En Salamanca tenemos muchas ranas pero ninguna es igual a la otra, ahora Salamanca ya tiene una embajadora de nuestra cultura y saberes, La Rana Charra.

Sin comentarios

Deja un comentario