Creadsa | El Correo Electrónico
77
single,single-post,postid-77,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

El Correo Electrónico

Actualmente, todos sabemos de la importancia que tiene Internet en nuestras vidas. Sin querer y poco a poco, algo que empezó su andadura con un fin militar, ha acabado siendo algo fundamental en nuestro día a día. Y la llegada de los denominados Teléfonos Inteligentes o Smartphones ha dado un nuevo enfoque al uso que se le da a Internet. Haciéndolo mucho más accesible y «humano».

Los que trabajamos con Internet, sabemos que la expresión «o te mueves o caducas» toma un cariz mucho más relevante si cabe. Ya que por todos es conocido que el Internet que conocemos ahora es distinto del que había hace 10 años, y será algo distinto a lo que nos encontraremos dentro de 10 años. La continua evolución de sus servicios, la muerte de algunos y la aparición de otros es lo que la hace que su evolución sea tan rápida.

Pero a pesar de esa evolución, hay servicios que nacieron con internet y la acompañarán durante mucho tiempo. Curiosamente esos servicios son los más básicos, los primeros que se crearon, y que a pesar de parecer que pueden estar en desuso siguen muy vivos. Servicios como el E-mail (Correo Electrónico), el FTP y muchos otros, aún están presentes, y aunque surgen otros que dicen poner en peligro su existencia, aún no han sido relegados al olvido.

Basado en su homologo en el mundo real, el Correo Electrónico, se basa en decir que quiero enviar, a quien va, y entregarlo a alguien para que nos lo envíe.Esta idea tan simple y explotada desde tiempos inmemoriales, fue plasmada en internet y desde entonces su esencia no ha cambiado. La evolución que ha sufrido ha sido no en su concepto, sino en la forma en la que los usuarios hacen uso de él. Inicialmente los recursos eran más limitados y menos accesibles que en la actualidad, así que el correo se tenía que consultar a través de los aún usados programas gestores de correo. Con el abaratamiento de los recursos, los buzones han ido creciendo en tamaño y funcionalidades. La aparición del webmail y las cuentas gratuitas acabo democratizando dicho servicio, que actualmente se ha convertido en imprescindible para muchos usuarios y una herramienta de trabajo imprescindible para las empresas. Además la aparición de los llamados teléfonos inteligentes o Smartphones ha liberado al correo de su única atadura, la dependencia de un ordenador para ser consultado.

Como podéis comprobar se ha convertido en un servicio que puede ser utilizado de muchas maneras, y por mucho tipos de dispositivos. Esto es posible gracias a los protocolos. Un protocolo es una serie de normas que son usadas para realizar una acción determinada.

Si hablamos de los protocolos usados en el uso del Correo Electrónico, nos podemos encontrar con muchas posibilidades, aunque los más utilizados actualmente son para la recepción de los mensajes POP e IMAP y para el envío el SMTP. No es motivo de este articulo entrar en el funcionamiento profundo de cada uno de estos protocolos, sino explicar brevemente sus ventajas e inconvenientes.
Comenzaremos por el protocolo encargado de enviar los mensajes. El protocolo SMTP, es el encargado de hacer que nuestros mensajes salgan hacia el destinatario de forma correcta. Dicho protocolo, dicta al cliente de correo la forma del mensaje a enviar, para que cuando este sea recibido por el servidor de Correo Saliente pueda ser llevado de forma correcta a su destinatario.

Una vez explicado el protocolo de envío, le toca el turno a los protocolos de recepción. Como ya hemos dicho anteriormente, existen muchas formas de recibir el correo en nuestros buzones aunque en este artículo sólo serán objeto de estudio las más utilizadas. Ambas tienen el mismo fin aunque su forma de actuar es completamente distinta.

El protocolo POP vasa todo su funcionamiento en descargar al equipo local todos los mensajes que hay en nuestra bandeja de correo. El símil con la vida real sería nuestro propio buzón de correos. Tenemos un buzón y nosotros recogemos y almacenamos nuestras cartas en nuestra casa. Esta forma de trabajar aporta unas ventajas y conlleva unas serie de desventajas.

Las ventajas son las siguientes:

  • La principal es que los correos están almacenados en nuestro ordenador, por consiguiente podremos almacenar tantos como nos lo permita nuestro ordenador.
  • Al estar los correos almacenados de forma local puedes acceder a ellos sin estar conectado a internet.
  • La apertura de archivos adjuntos será más rápida, ya que estos se encuentran en nuestro ordenador.

Las desventajas del protocolo POP son:

  • La principal, es que sobre una cuenta de correo sólo puede ser consultada desde una única ubicación, ya que si lo hacemos desde varías los correos que se descarguen en una ubicación no estarán disponibles para su descarga en la siguiente. Actualmente no es así ya que puedes dejar almacenados los mensajes el en servidor, aunque puede generar conflictos, e incongruencias a la hora de gestionar el buzón de correo. Y necesita de una configuración especial en el cliente de correo.
  • Otra desventaja es que un fallo en nuestro ordenador puede acabar con la perdida de todos nuestros correos.

Una vez explicado el protocolo POP, procederemos a realizar lo mismo con el protocolo IMAP. El modo de funcionamiento del protocolo IMAP es completamente distinto al del protocolo POP. Este se vasa en la sincronización continua con el servidor de correo, es decir, el servidor de correo almacena nuestros mensajes y nuestro cliente de correo únicamente va ha sincronizarse con dicha cuenta. Como comprenderemos, igual que en el caso del POP, esta forma de funcionar conlleva unas Ventajas y acarrea unas Desventajas.

Las ventajas para este protocolo son:

  • La cuenta de correo puede ser consultada desde varios dispositivos o por varias personas sin riesgo de perder algún mensaje.
  • Al acceder a través del webmail, tendremos a nuestra disposición todos los correos que tengamos en nuestra cuenta, permitiendo el acceso a la cuenta de correo en cualquier parte.
  • Los correos se encuentran en el servidor. Esto se puede considerar una ventaja o una desventaja, aunque considerando que el sistema infalible no existe, puedo asegurar que un servidor, está mucho más controlado que nuestro propio ordenador, así que yo lo considero una ventaja.
  • Esto conlleva que un fallo en nuestro ordenador, no sea traumático para nuestro correo ya que esta almacenado en el servidor.

En el otro lado, las desventajas que nos encontramos al usar este protocolo son:

  • Dependemos de una conexión a internet para acceder a nuestros correos. Para evitar eso los clientes de correo ya tienen funciones offline, que nos permiten trabajar y acceder a los correos almacenados.
  • La velocidad de acceso al correo, dependerá de la conexión que estemos usando, con lo que a la hora de trabajar de forma intensiva con el correo puede resultar un poco más lenta. Gracias a la velocidad ofrecida por las conexiones de banda ancha, este problema se ha minimizado mucho.
  • El límite de correo que se puede almacenar en nuestra cuenta lo marca nuestro ISP o Proveedor de Servicios de Internet.

En un principio el protocolo POP tomo gran relevancia debido fundamentalmente al pequeño tamaño de los buzones y la lentitud de las conexiones. Esto ha cambiado con el paso del tiempo, dando lugar a buzones “gigantescos”, como los más de 7 Gigas ofrecidos por Gmail, o los 2 , nada despreciables, Gigas que ofrecemos a todos nuestros clientes. Las velocidades de conexión comparadas con las de hace 10 años son como mínimo 10 veces más rápidas, haciendo que uno de las principales desventajas del correo IMAP se diluya de forma más que considerable. Por último como ya comente al principio del articulo, la aparición de los Smartphones y las mejoras en las redes de datos móviles, han echo que consultar el coreo en cualquier parte sea posible, y no necesariamente desde un ordenador. Y es hay donde el protocolo IMAP no tiene rival, en el acceso a la cuenta desde distintos dispositivos y/o personas.

Como podemos comprobar la elección de un tipo de protocolo u otro dependerá de nuestras necesidades. Yo debido a las mías uso el protocolo IMAP, y lo recomiendo a todos nuestros clientes, ya que creo que las bondades de este cubren más que de sobra sus carencias.

Sin comentarios

Deja un comentario