» El diseño ilustra la filosofía técnica y económica de una empresa, y la imagen de la empresa revela el carácter de la misma, define su mentalidad. El diseñador es el filósofo de la empresa, el que, sea cual sea dicha mentalidad, la hace perceptible»

Olt Aicher

 

En un mundo en el que nos vemos bombardeados por todos lados de anuncios, imágenes, campañas visualmente atractivas; una empresa lo tiene muy dificil para llamar la atención sobre las demás, sobretodo si su producto es algo común y cotidiano entre los usuarios. Lo que la va a hacer destacar sobre las demás no es más que una imagen que defina a la empresa y su producto de manera atractiva y cercana al usuario.

Es un trabajo poco valorado entre la gente por lo anteriormente comentado; estamos tan acostumbrados a todo lo que nos muestran que automáticamente pensamos que es algo sencillo y carente de valor; lo despreciamos entre los demás anuncios.

Hay que enseñar al público a distinguir entre los buenos y malos diseños para que así prevalezca el buen producto sobre el mediocre, dotando a este, de un valor añadido que no es otra cosa mas que su apariencia.