Con este post ya son cincuenta y dos los escritos durante un año y medio. Cuando comencé, tenía una fuerte relación con un amigo que estaba habituado a escribir en blogs y fue quien me ayudó y animó a tomar esta decisión. Recuerdo mi primer borrador; un popurrí de muchas cosas, mal redactado, desordenado, en fin, un sin sentido,… pero yo seguí intentándolo hasta que por fin tuve mi primer post publicado. Para mí ha sido un reto mantener una asidualidad en escribir post durante todo este tiempo, uno cada semana. He tenido momentos que me he preguntado ¿hoy que escribo? ¿tiene alguna finalidad lo que escribo? ¿porqué no cambio de tema? Y ¡claro! Cuando ves algunas respuestas a tus post, cuando ves a los compañeros, familiares y conocidos que te comentan sobre los post,… algo estaré haciendo bien ;-).

En la vida la gente cambia, los sentimientos cambian, las cosas cambian pero la vida sigue y tienes que adaptarte a las nuevas circunstancias, no cabe la queja, el resentimiento, la rabia, la revancha, el ataque al otro, el abuso de poder. Al contrario, hay que promover el diálogo constructivo, la visión positiva del cambio, hablar de oportunidades y no de problemas.  Esto me recuerda a una etapa vivida en Creadsa ya hace ocho meses, en la que pasamos malos momentos con nuestro proveedor de alojamiento web, tuvimos problemas de caídas del servidor reiteradas veces y coincidía cuando estábamos captando nuevos colaboradores ¿Qué decirles?. Recuerdo uno de los comentarios que me hizo el Director de proyectos “Siempre se puede decir, que estamos de reformas….”.

Hay que defender las ideas y valores en los que crees, expresándolas sin miedo. Si eres fiel a ti mismo y valiente, probablemente encontraras barreras, pero igualmente encuentres seguidores y amigos por donde pases. En Creadsa, lo que me gusta es que la gente es libre de dar su opinión sin ningún tipo de rechazo, es gente optimista, con iniciativa, como la de mi compañera Leonor, nuestra diseñadora, abarrotada de ideas e iniciativas. El otro día nos presentó en la reunión de equipo, una nueva línea de negocio, en la que ella es la primera en asumir la implicación de la actividad del 100% ¡increíble!, aún así me dice “no te ha gustado mucho la idea, ¿verdad?” Claro que sí, pero todo en su justo momento; actualmente está en una etapa de aprendizaje de maquetación webs, creación de una nueva tienda on-line que queremos abrir en un par de meses para Creadsa, los diseños de los clientes y los de la propia empresa, viñetas, redes sociales,… en fin, a veces muy a mi pesar, tienes que decir “SI, pero más adelante”.

Siempre hablo del equipo de Creadsa, porque ninguno de nosotros en forma individual es mejor que la suma de todos nosotros. Y la confianza es el elemento clave que permite desarrollar un lugar especial y un ambiente especial.