Hoy en una empresa es muy importante tener los gastos muy controlados si quieres ser competitivo, más aún en la época de crisis en que nos vemos envueltos. La dificultad radica en distinguir qué  gastos son menos perjudiciales para no bajar la calidad o servicio que ofrece la empresa. Pues bien, lo primero es ser sincero con uno mismo, conocer las posibilidades reales y saber hasta dónde se está dispuesto o se puede llegar. Muchas veces uno se emociona y quiere comprar cosas que no son tan relevantes en la empresa, o si lo son, probablemente se pueda prescindir de ellas y alargar el gasto para más adelante. En estas situaciones yo personalmente tengo una fuerte ayuda por parte de los compañeros, pues  analizamos conjuntamente lo relevante de cada gasto, para no llegar a esa tentación de compra compulsiva.

Estos últimos cuatro años Grupo Creadsa está en continuo crecimiento y eso provoca que los gastos se hayan incrementado. Esto nos ha llevado a que estemos continuamente supervisando los costes y ajustándolos a las nuevas necesidades que nos marca la actividad de la empresa. No obstante, en otras circunstancias de estabilidad empresarial, cada día salen nuevas posibilidades de ahorro debidas a la evolución de los mercados, simplemente lo que hay que hacer es estar pendiente.

Voy a mencionar algunos ejemplos de los gastos que grupo Creada ha optimizado  en estos últimos meses:  gastos de telefonía móvil, pasando de una facturación sangrante de movistar a una factura más razonable y con mayor servicio con yoigo, produciendo un ahorro del 30 %. En relación a la informática: hemos alquilado una impresora profesional ante una compra necesaria, esto nos supondrá un ahorro entre un 30-50% respecto a la amortización y mantenimiento anual. Ahorro energético: cambio de la iluminación de la oficina, con un ahorro del 70%. En producción: cambio drástico de servidores consiguiendo un mejor precio y con mayores prestaciones, el ahorro podrá suponer un 25%. Se han subcontratado servicios de CSS optimizando aun más los recursos humanos para otras funcionalidades.

Espero haberos  aportado un poco en esta ardua tarea de recorte de costes, con el fin de ser algo más productivos.