Está bien conocer de vez en cuando como está la competencia pero ¡ojo! que no sea una obsesión. Los estudios te recomiendan hacer un análisis de la competencia de forma sistemática y no sólo de vez en cuando. Mi opinión es centrarte en tu producto, si te centras en la competencia lo que puedes conseguir es aumentar el grado de competitividad y eso puede conllevar frustraciones, errores, desequilibrios, etc… claro está, que todo depende de tus objetivos o de la línea de producto en el que te muevas.

Yo no digo que no veas lo que realizan los demás, está bien conocer precios, tipos de productos, ofertas, novedades,… pero no de manera continua. Tienes que conseguir que tu producto sea diferente de los otros y trabajar a tu ritmo. Actualmente Grupo Creadsa tiene una nueva línea de negocio www.diariodesalamanca.es y sí, damos información como nuestros cercanos competidores, pero hay rasgos diferenciadores: el primero de ellos, son las noticias que ofrecemos de todas las comarcas de la provincia de Salamanca, disponemos de corresponsales en las diferentes zonas que viven en el lugar, una sección de viñetas, otra de columnistas/opiniones, recomendaciones de todo tipo (senderismo, libros, música, etc),…

En mi caso, cuando estudio a  la competencia, me gusta centrarme en los mejores, analizo con detalle aquellos aspectos que son más importantes, con objeto de realizar mejoras en nuestros productos y servicios, y ¡eureka! de una idea o conjunto de ellas, surge otra. Yo siempre digo que estamos para sumar, cuando no tienes nada, no tienes nada que perder; esto puede acabar siendo peligroso para tus competidores.

Hace poco fui al cine a ver la película moneyball, una gran película, en la que predominaban las expresiones tales como “renovarse o morir”, “reinventarse”, “cambiar”,… y ese debe ser el camino en una sociedad tan cambiante como la actual.