Han sido muchos los que han sido pioneros en su época; Bayer, Michelin, Colgate, Coca-cola, Cola-cao,…  Ser el primero conlleva un riesgo importante al introducir un producto en el mercado aún sin explorar; pero, si la idea es buena, adquiere una ventaja de cara a sus futuros competidores. El pionero ha de ser creativo, no tanto en las ideas que sí son importantes, sino por encontrar con su producto una solución adecuada para el momento. No es necesario siempre inventar algo nuevo, basta innovar los productos existentes dándole una solución nueva para nuestro tiempo.

Conozco una empresa que intentó, hace más de quince años, realizar webs que pudieran ser autogestionadas por los clientes y fracasaron en su intento, internet en ese momento, no era como hoy lo vemos. El cliente desconocía el producto y no existían en el momento las facilidades de conexión que existen hoy. Cada vez que hablo con ellos, siempre me dicen lo mismo “como estés pensando que los clientes vayan a gestionar su web cmscamaleons, lo tienes claro” es cierto que hoy día hay mucha gente que prefiere que el mantenimiento de contenidos lo sigamos realizando nosotros, pero también va creciendo la necesidad de gestionar su web los clientes y hay que estar preparado para ese momento preciso.

No haber sido el primero no significa que esté todo perdido. Siempre hay un segmento del producto que puedes realizar y ser muy competitivo. Existen inmensidad de empresas sectoriales como Carglass especializados en cambio de lunas, Midas que no arregla coches sino lo que un 80% de los usuarios de coches realizamos más habitualmente (cambio de aceite, filtros…) hay otros casos como IKEA, que vende el producto con una calidad-precio relativamente  aceptable, pero no te  llevan el producto ni te lo montan y, mucho menos, te lo adaptan en el espacio que necesitas; surgen además, para este fin, otras  empresas que realicen este tipo de servicios. Hay productos que mueren y otros que aparecen en su lugar, tal es el caso del revelado de fotos y la impresión de fotos digitales.