Recientemente he leído la biografía de Steve Jobs, escrita por Walter Isaacson y me ha parecido un libro muy interesante, al igual que tan peculiar protagonista. Steve abandonó en el primer año los estudios universitarios y sin embargo, fue un genio.

Se crió en Los Altos, un barrio donde casi todos eran ingenieros que trabajaban en fábricas situadas en Silicon Valley y eso le proporciono el contacto continuo con ingenieros y empresas punteras. La empresa que más le impactó a lo largo de su vida fue Hewlett-Packard, desde que su padre le llevaba de muy pequeño a una reunión semanal que organizaba esta empresa para un pequeño grupo de unos quince estudiantes, guiada por un ingeniero de uno de los laboratorios para que les explicara su actividad y esto a Steve le encantaba.

En el instituto ya despuntó tanto por su pasión por la electrónica como por su afición a determinadas drogas, marihuana, hachís y LSD. En uno de sus primeros trabajos para una compañía que fabricaba ordenadores se las ingenió para instalar y hacer funcionar ordenadores con menos chips de los que normalmente les proporcionaban, optimizando así sus gastos. Realizaba inmensidad de artilugios de bromas, pero quizá el que más destacó fue “la caja azul” que conseguía realizar llamadas telefónicas a larga distancia gratuitas.

Steve fue una persona de temperamento muy fuerte, rebelde e impetuoso, fanático de la comida vegetariana y excéntrico en este como en otros temas, pues creía que al comer vegetales y fruta no sólo evitaba la producción de mucosa, sino también de olores corporales, por lo que no veía necesario ducharse con regularidad y menos aún utilizar algún tipo de desodorante.

¿De dónde viene la idea de que Apple nace en un garaje? Pues bien, casi todas las familias del barrio utilizaban el garaje como taller y el padre de Steve no iba a ser menos. Como anécdota curiosa, fue en este garaje donde realizaron su primer pedido de cincuenta placas de Apple I para la tienda de Byte Shop y que debían realizar antes de treinta días.

¿Cómo nace la idea de Apple? Esteve siempre estaba realizando diferentes artilugios que iban apareciendo en revistas técnicas de electrónica y que a él le apasionaban. Un día de enero la revista Popular Mechanics mostraba en la cubierta el primer kit para un ordenador personal; Steve creía que le faltaba algo y dándole vueltas pensó en un terminal, con una pantalla y un teclado, entonces, junto con Wozniak, su compañero y socio inicial empieza a crear el primer Apple I. Los dos socios tenían claro que éste era un ordenador que debería ir montado, pues la gente no tenía tiempo para construir los diseños por su cuenta, que era como en aquella época se vendían este tipo de aparatos.

¿Cómo surgió el nombre de Apple? No tenían claro que nombre poner a la empresa y Steve estaba en ese momento siguiendo una dieta de frutas. El día anterior del límite que tenía para poner el nombre de la empresa, venía de un huerto de manzanas, y pensó en “Apple” le pareció original y termino llamándose “Apple Computer”.

Os podría seguir contando la vida y andanzas de Steve, pero quitaría el encanto de la lectura del libro, donde se revelan sus siguientes invenciones, muchas de las cuales ya pertenecen a la historia.