Hablemos de emprender. Muchas veces, cuando me hablan de ideas les pregunto, ¿hablamos de una empresa o de un hobby? Realizar un proyecto empresarial es algo muy bonito y atractivo, pero tiene su complejidad. No sólo se trata de tener una idea, sino transformarla después en un negocio rentable.

A todos nos suena la expresión “es tan buena la idea que se venderá sola”, pero eso nunca ocurrirá, la gente no conoce tu producto, es necesaria una gran labor comercial donde lo des a conocer. Debes crear algo nuevo o de encontrarse ya en el mercado hacerlo de una forma diferente y de manera rentable, si no es así, serás uno más. La idea final es satisfacer deseos no satisfechos.

El grupo Creadsa desarrolla el producto CMS Camaleons, que puede ofrecer lo mismo que cualquier otro CMS gratuito como un WordPress, Drupal o Joomla, incluso no con tantas funcionalidades como estas, pero hemos conseguido un producto escalable y la gestión de la aplicación para el cliente es muy sencilla (los clientes no necesitan tener conocimiento informáticos); para nosotros, fácil mantenimiento y actualizaciones rápidas.

Ofrecemos lo mismo pero diferente. Otros desarrolladores optaran por los gratuitos, en los que estarás a expensas de las actualizaciones y que los módulos instalados en la aplicación valgan para la nueva actualización, que nunca es así. Por tanto toca programar para la aplicación gratuita, y cuando vengan las nuevas actualizaciones, tener que actualizar tus desarrollos. Nosotros controlamos las actualizaciones del núcleo y de las aplicaciones.

El emprendedor tiene que ser un gran observador y saber escuchar, nos cuesta mucho encajar las criticas de nuestro proyecto y siempre se opta por lo más fácil, estar con gente que nos de la razón y nos diga “qué bueno eres”.

Las oportunidades surgen espontáneamente a medida que se adquiere experiencia en la actividad. En sus orígenes grupo Creadsa no poseía las sinergias que actualmente tiene y eso es debido a la experiencia adquirida por el equipo humano de la empresa.

Liderar una empresa conlleva responsabilidades, saber comunicar, organizar y gestionar. Hay gente que desconoce estos principios, o se ciega en los beneficios de la idea y se lanza a emprender, y termina añorando sus días como empleado por cuenta ajena, preocupados tan sólo de que llegue final de mes para cobrar la nómina.
Recuerda, es muy importante embarcarse en un negocio con humildad (hay que pedir muchas cosas y convencer a mucha gente), sacrificio (necesitas muchas horas), honradez (hay que inspirar mucha confianza) y sensatez (hay que ser prudentes dentro de lo lanzado).